Falta 19 día para Qatar 2022

Faltan 17 días para Qatar 2022

Cómo preparar café árabe: una larga tradición de sabor

Saber cómo preparar café árabe no solo es darse a uno mismo la posibilidad de disfrutar de un buen momento y una reconfortante bebida sino que también es abrir una puerta hacia la historia.
Federico Argento
Qahwa

Esta deliciosa y popular bebida arrastra consigo una larga y riquísima tradición que encuentra sus orígenes precisamente en el mundo árabe. Por eso, para muchos, saber cómo preparar café árabe es un modo de abrir la puerta al modo apropiado de tomar café, haciendolo como se hacía en sus comienzos y en aquellos lugares.

La leyenda cuenta que el café fue descubierto en la zona de la actual Yemén y le atribuye el mérito a un muchacho, un pastor de cabras llamado Kaldi, quien fue advertido por sus animales sobre el estimulante. Desde allí, el grano mágico y el brebaje resultante de su tratamiento se extendió a las naciones cercanas y luego inició su largo periplo hacia Europa y Asia. Y de allí a América luego.

De hecho, la palabra café deriva del árabe gahwa y, al igual que la bebida, este término se adaptó según iba moviéndose hacia el oeste. Según cuentan los investigadores la primera constancia que se posee de una planta de café data del año 575 a C.

Cómo preparar café árabe

El café árabe está hecho de granos de café tostados muy ligeramente y cardamomo. Se le agrega alguna especia más, según el gusto o la región y es, como hemos dicho, una bebida tradicional en la cultura árabe. Veamos cómo preparar café árabe paso a paso:

Ingredientes para preparar café árabe

Estas cantidades te permitirán preparar 6 tazas de café.

  • 1 rama de canela de tamaño pequeño
  • La mitad de una semilla de cardamomo
  • 6 cucharadas de Café tipo Moka molido
  • 6 tazas pequeñas de agua.

Cómo preparar café árabe: receta paso a paso

  1. Antes que nada, es recomendable moler los granos en el momento en el que vamos a dar inicio a la preparación de la bebida. Podemos agenciarnos diferentes tipos de moledoras de granos para hacerlo.
  2. Para comenzar, lo primero que hay que hacer es calentar el agua hasta que llegue a punto de hervor (100ºC de temperatura). Luego se echa el café molido y se baja el fuego al mínimo.
  3. Cuando la espuma comience a subir, retiramos del fuego el recipiente con el café y dejamos que repose unos minutos.
  4. Posteriormente introduciremos las especies (canela, cardamomo) en una bolsa de tela de seda y la cerramos herméticamente.
  5. Cuando baje la espuma del café, ponemos la bolsa con las especies dentro del recipiente.
  6. A continuación volvemos a poner el recipiente al fuego para que, lentamente, alcance nuevamente la temperatura de ebullición.
  7. Cuando vuelva a subir la espuma, retiramos el recipiente del fuego y lo tapamos.
  8. Dejamos reposar la mezcla durante entre 5 y 10 minutos aproximadamente.
  9. Retiramos la bolsa con las especies.
  10. Servimos el café lentamente en cada taza. Como este café no debe filtrarse, esta tarea tiene que ser realizada muy despacio para que la borra del café se quede en el fondo del recipiente y no caiga en las tazas.
  11. Este café no debe llevar agregado de azúcar, pero claro está que si alguien desea hacerlo, puede incorporar un poco para disfrutarlo a su gusto.

Un detalle importante: el café árabe, a diferencia del que estamos acostumbrados a beber diariamente, se consume a una temperatura tibia, ya que la misma hace resaltar sus propiedades gustativas y aromáticas. Se sirve en tazas pequeñas sin asas.

Cómo se toma el café árabe

Como vemos, el café árabe está impregnado de tradición, con elaborados rituales que rodean la preparación, el servicio y el consumo. Según la región van a tener sus propios modos. En Qatar particularmente, los miembros más jóvenes de una familia preparan y sirven café en un dallah, una olla con una forma particular y se lo ofrecen al miembro más antiguo de la reunión antes de ir pasando de derecha a izquierda. 

La copa tradicional (finjan) se entrega con la mano derecha (nunca la izquierda) y llena hasta un tercio de su tamaño. Los invitados remojan un dátil o algo dulce en el café y cuando han tenido suficiente, agitan suavemente el finjan de lado a lado. 

La cultura del café árabe

La cultura del café también tiene sus inicios en el mundo árabe, junto con la creación de las casas del café, unos centros para hablar e intercambiar ideas. Esta tradición continúa en los majlises, que siguen siendo un elemento básico de la sociedad catarí actual.  

Al igual que en la época beduina, el majlis es tradicionalmente un espacio exclusivamente masculino, donde el líder de una tribu y los varones de su familia discuten sobre el matrimonio, la política, las finanzas y resuelven cualquier disputa, todo ello regado por el fluir constante del gahwa.

Mientras tanto, los qataríes más jóvenes han adoptado el café en todas sus variantes y Doha es el hogar de una multitud de cafeterías especializadas, algunas de las cuales ofrecen giros modernos al café árabe.

Etiquetas:

También te puede interesar...

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram