Falta 16 día para Qatar 2022

Faltan 14 días para Qatar 2022

Este es el hogar de la Selección Argentina durante Qatar 2022

El bunker y hogar de la selección aregntina durante el Mundial de Qatar parece de una sencillez única pero tiene todo lo que el equipo necesita.
Federico Argento
Qatar-University-2-min

El Mundial de Qatar ya arrancó. Y las asociaciones nacionales que han alcanzado la clasificación para disputar el certamen, supieron desde el principio que un punto muy importante para rendir al máximo en cada partido es tener un buen lugar donde alojarse durante lo que dure el torneo. Conocé de la mano de Mundialeros el hogar de la Selección Argentina, el bunker dónde se alojará con toda su delegación durante los días de noviembre y diciembre, en los que se desarrollará la competencia.

La albiceleste se entrenará en el ala de varones de la Universidad de Qatar al que le hizo una serie de reformas para adaptarlo a las necesidades del plantel que conduce Lionel Scaloni. Ocupará 85 habitaciones y usará dos canchas con césped idéntico al de los 8 estadios del Mundial.

A pedido de Scaloni y su equipo de trabajo, al cerrar el acuerdo con la Universidad, la entidad que rige el fútbol argentino encargó una serie de obras en el espacio que ocupa la Albiceleste, para adaptarlo a la convivencia de las estrellas del seleccionado. “El toque estándar internacional ya se encuentra incorporado en las instalaciones deportivas de la Universidad y se han ejecutado detalles de acondicionamiento que fueron exigidas por la AFA”, reconocieron en junio las autoridades de la casa de estudios

La elección del sitio fue cerrada en diciembre de 2021, cuando una comitiva que encabezó el presidente de la AFA, Chiqui Tapia acompañado por el ayudante de campo de Scaloni, Walter Samuel, y otros integrantes del cuerpo técnico más personal administrativo de la Casa Madre del fútbol argentino hizo una amplia recorrida y visitó algunos lugares que podrían llegar a ser la sede de la selección en ese período.

Por qué la AFA eligió la Universidad de Qatar

Esta sede universitaria nuclea a más de 20 mil alumnos por año y gracias a su tamaño y a sus comodidades tiene todo lo necesario para que los futbolistas y el resto de la delegación pasen sus días en el país del Mundial en las mejores condiciones.

El campus de la Universidad de Qatar no sobresale por su lujo ni por sus enormes edificios. Se trata en todo caso, de un albergue estudiantil de edificios bajos, habitaciones de hotel tres estrellas, gimnasio y comedor. Lo sobresaliente está en los amenities de ese gran predio de más de 25.500 metros cuadrados.

Una espaciosa recepción con sillones en forma circular y un patio de luz que cae justo sobre un jardín interno dan la bienvenida al hogar de La Scaloneta en Qatar. Al fondo, se ve un comedor rodeado de ventanales. En cuanto a los pisos, hay habitaciones tanto individuales como dobles, un gimnasio y distintas salas donde se montarán las áreas de administración, salud y juegos.

Después, el predio cuenta con una pileta de natación, una playa seca con sombrillas y juegos para niños.

Además, el campus tiene entre sus instalaciones dos canchas renovadas por la organización del certamen que tienen iluminación, para que Scaloni pueda practicar en horas de la tarde y de la noche, algo que será necesario en este Mundial dadas las extremas condiciones de temperatura del lugar.

El bunker de la selección argentina: reformas estratégicas

Más allá de las inmejorables condiciones en las que se encuentra este sitio, la Asociación del Fútbol Argentino invirtió una suma de dinero importante para acondicionar las instalaciones y darle un “toque argentino” al lugar en pos de que los futbolistas, el cuerpo técnico y el staff se sientan como si estuvieran en el mismo predio de Ezeiza.

El espacio también se acondicionó para el esparcimiento. A cada habitación se le agregó un televisor (la mayoría no tenía) y se reemplazaron las camas porque eran pequeñas: ninguna superaba el metro ochenta de largo. “Dibu Martínez nos queda con los pies colgando”, había bromeado uno de los presentes en la primera recorrida.

Pegado a las canchas de entrenamiento, hay un gran módulo que contiene los vestuarios, las salas de recuperación física y de video, y los típicos espacios de rezo para estudiantes musulmanes. Entre los pedidos de la Selección, que estuvieron en julio pasado revisando las instalaciones, está el de colocar un gimnasio junto a las canchas y trasladar los vestuarios a una sala vidriada que está justo al lado de los campos de juego.

Estos cambios al llegar a un espacio dond ese alojaran por un buen tiempo no es nada nuevo. Lo mismo ocurrió antes del inicio del Mundial 2014 cuando la delegación argentina se alojó en complejo del Atlético Mineiro en Cidade do Galo, o en el Mundial 2018 con el complejo de Bronnitsy para la Copa del Mundo de Rusia.

En esas oportunidades, las reformas le quedaron al centro de entrenamiento como un beneficio extra que le reportó el acuerdo. Sin embargo, en esta oportunidad la Universidad tomó un camino totalmente distinto al de los rusos e incluyó una peculiar cláusula en el contrato.

La misma ordena que cuando la Selección entregue la llave del predio (espera que sea el 18 de diciembre, tras la final a disputarse en el estadio Lusail, a apenas 17 minutos en bus del búnker) debe dejar las instalaciones exactamente iguales que como las encontró antes de modificarlas. Es decir, las autoridades prefieren mantener el perfil austero que poseían antes del desembarco de los planos albicelestes.

En consecuencia, por ejemplo, Argentina no compró los televisores, sino que los alquiló por espacio de dos meses. Y las camas más pequeñas que resultaron reemplazadas no se descartaron: por el contrario, descansan en un depósito para volver a su lugar cuando Messi y compañía retornen a Sudamérica para las vacaciones de fin de año previas al regreso a la competencia en Europa.

Más allá de los cambios realizados, el complejo posee un espacio al aire libre donde se destaca un estadio de fútbol para 10 mil personas que se convirtió en uno de los estadios adicionales propuestos para albergar la Copa Asiática de Naciones de 2027 a la que Qatar espera acceder como sede tras la organización del Mundial de la FIFA.

Los restantes espacios se componen de un complejo acuático y tres canchas de tenis. El complejo acuático incluye dos piscinas, una importante sala de musculación y las áreas de sauna y jacuzzi.

Y el campus ya tiene antecedentes como espacio de concentración. En el año 2019 fue el elegido por el Liverpool para entrenar durante su participación en el Mundial de Clubes, que terminó con los de Jürgen Klopp como campeones del mundo tras vencer al Flamengo.

Ubicación estratégica

La zona de concentración no queda muy lejos de los estadios. Al contrario, como la organización estableció que la creación de los estadios mundialistas se encuentren en un radio de unos 55 kilómetros para ahorrar tiempo en el traslado de los planteles, todos estarán muy cerca entre si.

Puntualmente en el caso de la delegación argentina, el búnker elegido está a 28 kilómetros del Aeropuerto Internacional Hamad de Doha; a menos de 10 del estadio Lusail, donde el equipo debutará el 22 de noviembre frente a Arabia Saudita y jugarán la segunda fecha frente a México, el 26; y a una distancia similar del 974, donde disputarán la tercera fecha de la fase grupos ante Polonia.

Además, los hinchas que se hagan presentes, podrán concurrir casi sin problemas a la concentración y al estadio ya que el búnker de la Albiceleste está conectado con el centro de Doha por la línea Roja del metro, que tiene su propia estación en la Universidad.

Te puede interesar:

También te puede interesar...

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram